LA ALDEA:
Pueblo chico, ideas grandes.

Ser pequeño es un gran comienzo:
Cabes en todos lados y creces todos los días,
no hay tiempo para comunicación lenta,
no hay espacio para ir despacio.

En nuestra Aldea todo se puede,
en nuestra comunidad todo se soluciona,
se hace a tiempo y con ganas.
Aquí sobran el talento y las alas.

Por eso lo que hacemos vive y perdura.
Porque lo hacemos con sana locura.
No somos una agencia de publicidad.
Somos grandes ideas viviendo en comunidad.